sábado, 18 de junio de 2016

Por el Matarraña celebrando el añito

Cambiamos Pirineo por Teruel, vamos a hacer algo diferente para celebrar el añito, así que nos fuimos toda la familia al Matarraña, para el que no la conozca es una zona de Teruel con un gran potencial natural y turístico.

Como campamento base teníamos la Masía de Mas de Salvador en los puertos de Beceite, se encuentra entre Peñarroya de Tastavins, Valderrobles y Beceite, para llegar hay que seguir una pista que te lleva a un paisaje rodeado de montañas y dónde puedes encontrar la tranquilidad. Es un lugar idóneo para incluso disfrutar de varios días sin coger el coche y disfrutando del entorno y de la propia masía. Los propietarios son muy majos y agradables, nosotros lo recomendamos totalmente y seguro que repetimos porque dónde nos tratan bien da gusto volver.



A nosotros nos falto un día más para disfrutar de lo que es la casa en su parte externa y unos cuantos grados más para poder estar en el exterior porque la verdad es que hizo bastante frío para la época, incluso tuvimos que poner la calefacción.

Nosotros ya habíamos estado en Peñarroya de Tastavins haciendo una ruta circular que hay en las rocas del Masmut dónde escala mucha gente. Esta ruta está muy bien dónde puedes contemplar las increíbles moles de las Rocas del Masmut. Esta es por ejemplo una de las rutas que puedes hacer, por supuesto visitar el pueblo con sus calles empinadas, casas con balcones de madera, se puede apreciar el mudéjar aragonés en algunas de sus viviendas y cuenta también con una exposición al aire libre de vida y oficios tradicionales y con el Centro Paleontólogico "inhospitak" del territorio Dinópolis, vamos que no puedes dejar de visitar el pueblo en sí.






En el mismo pueblo pero a las afueras, a unos 2km, se encuentra la Ermita Virgen de la Fuente, declarada Patrimonio de la Humanidad.  Cuenta también con Hospedería y no te puedes perder tomar algo en el patio interior, es increíble poder sentarte en uno de sus sillones y disfrutar de esta arquitectura y esta paz que transmite este lugar,  las personas que lo llevan además muy agradables también.





En el mismo lugar dónde esta la Masía había muchos caminos para dar paseos y uno de ellos es una ruta que hicimos el primer día y que te lleva al pantano de Pena, es una ruta fácil (nosotros llevábamos a la peque en la mochila) y muy bonita porque subes a lo alto del monte desde dónde ves todo el entorno y el embalse y luego bajas, claro luego hay que volver a subir, si te da pereza puedes hacer la excursión sólo hasta la mitad, pero bueno es muy agradable el paseo.



Yo también aproveche para ir a correr un poco por esos montes con Joyu y cómo lo disfrutamos los dos (aunque he de decir que es zona de cazadores...así que con cuidado según la época en la que vayas)

No muy lejos se encuentra Morella, un pueblo con encanto también,dónde puedes pegarte prácticamente un día entero entre ver cosas, tomarte algo, y más sin vas en familia, con un bebé y con tranquilidad para disfrutar de las cosas.

Poblaciones cercanas que puedes visitar desde aquí están Beceite por ejemplo, sus puertos, toda la zona del Matarraña...,  algunas ya las conocemos y otros nos quedan por descubrir en otras escapadas.

Nos quedamos con un gran recuerdo de esta zona que guarda rincones preciosos para descubrir.


¡Teruel si existe y bien bonita qué es!



No hay comentarios:

Publicar un comentario