lunes, 13 de octubre de 2014

Descubriendo lugares no tan lejanos

Este año por diversas circunstancias no hay viaje lejano, estas casi tres semanas las hemos dedicado a recorrer parte de Asturias, Galicia, poco de Portugal y la provincia de León.


Hemos descubierto un montón de lugares que no sabíamos ni que existían, que inculta me he sentido al darme cuenta que no conocía sitios tan curiosos relativamente cercanos y por el contrario si conocemos detalles de lugares lejanos.

A veces miramos tan lejos que nos olvidamos de lo más cercano o lo que nos rodea, aunque en este caso Galicia nosotros lo tenemos más lejos que muchos lugares de Francia.
playa de quebrantos

San Cibrano

Estaca de Bares

No quiero hacer aquí una descripción interminable de toda nuestra ruta ni de todo lo que hemos recorrido día a día, sino que destacaré aquellos lugares o cosas que nos han cautivado.









-         Ourense con diferencia:

  •        Ese baño por la noche en sus aguas termales: desconocimiento total de esas aguas termales en el mismo Orense y alrededores totalmente gratis y acondicionadas.




  •    La Ruta Sacra que nos lleva por lugares recónditos atravesando el Sil y conociendo  Monasterios semiabandonados con sus catapultas en lugares que sólo estos religiosos sabían encontrar para alcanzar la paz y la tranquilidad.




o      







Isla de Arousa, fuimos de pasada y allí que nos quedamos.  Tiene un paseo a lo largo de la toda la playa que no nos podíamos perder, además es considerado espacio de especial protección de las aves.. Tiene una zona de paking verde al lado del paseo, dónde puedes dormir con las increíbles vistas del mar enfrente.

o        Parque natural de Somiedo: Esos verdes valles, esas agrestes montañas, los zuecos de madera que llevaba la gente, su manera de hablar… y eso que el tiempo no nos acompaño para de verdad disfrutar de esta zona. Innumerables excursiones y rutas para realizar en esta zona.




o        Coruña, otro lugar en el que caímos por casualidad. Un 10 para el hotel en el qué estuvimos (Hotel Coruña Mar), admiten perros, no te cobran suplemento, precio económico, bien situado y el hombre muy atento y agradable. Nos indico el paseo que podíamos hacer para no perdernos nada, la zona de la playa, la parte vieja que nos gusto muchísimo, la zona de tapas, nos recomendó algún sitio y además en Coruña encontramos ¡un vegetariano!


o        Pontedeume, un pueblo muy majo, la chica de la Oficina de Turismo muy maja y atenta que aunque sin conocer las rutas por las que le preguntamos se esforzó en informarnos y nos dio folletos de otras rutas de andar en los alrededores (no cómo el de Ferrol….)

o                   En sus alrededores una cala nudista muy maja, qué es dónde dormimos.


o     


En esa misma zona el Desfiladero de las Fragas de Eume

o   



 



Gentes desinteresadas:

En Parada de Sil (Ourense) un hombre, que es el que tiene un bar y la tienda te deja dormir en un terreno suyo sin cobrarte nada. Nosotros nos tuvimos que ir porque había una yegua muy curiosona y Joyu le tenía un poco de miedo, nos insistieron en cambiar la yegua de terreno y que nos quedáramos pero vamos no me parecía correcto, así que nos fuimos pero más gente así haría falta. Por lo que se ve su pensamiento es que si la gente con furgonetas y caravanas duerme en el pueblo, harán gasto en el pueblo y más gente visitará el pueblo.

Lago de Carraceno, el chaval del bar del lago, que por cierto esta muy chulo, nos pregunto qué dónde dormíamos que si queríamos podíamos dormir allí sin problemas, de echo había unos chicos que iban a escalar que habían dormido con los sacos en el porche que tiene, nosotros les vimos levantarse. También hay mesas en las que ha puesto carteles que pone que las puedes usar gratis pero que dejes todo tal y como te lo has encontrado.  Y tiene precios populares en el bar. La verdad da gusto seguir encontrándote gente así.


En algunos lugares tab nos han dejado entrar el bar con Joyu sin que se lo pidiéramos, nos han visto en la terraza y nos han dicho  pero entrar dentro que hace frío para estar fuera.  

Hace falta más gente así y menos estirados, todo sería más fácil y bonito…

Como no podía ser de otra manera, terminamos en casa, haciendo alguna excursión por Pirineos (el tiempo de nuevo no nos permitió mucho más).



Y qué pronto se pasa todo cuándo estas bien a gustito…





No hay comentarios:

Publicar un comentario