lunes, 18 de agosto de 2014

Antes de volver, una última excursión: Pico Peiró casi corriendo

Toca ir volviendo, además continúan no dando muy buen tiempo, pero cómo parece que me quiero resistir a dejar el pirineo cuando llego a Arguis me paro a estirar las piernas.

Son casi las 12 la mañana así que no es una hora muy buena hora para andar, pero cómo esta nublado (han anunciado lluvias) pienso que igual me da tiempo de hacer el Pico Peiró que es corto.

Y allí qué nos vamos Joyu y yo, la mitad de la excursión en tiempo es todo pista y casi sin desnivel, hasta que se llega a un cruce y aquí es dónde en poco recorrido vas a hacer todo el desnivel.

Me sorprendió gratamente, porque no esperaba para nada ver semejante hayedo allí, muy frondoso, húmedo y con mucha vegetación, muy bonito y recomendable para pasear. 



Esta totalmente señalizado, de hecho han puesto muchos elementos de seguridad que no son necesarios porque el  terreno es seguro y estable.

Tocamos chufa, nos estuvimos (Joyu y yo) un rato arriba oyendo los silbidos de unos pájaros que ahora no me acuerdo de su nombre, pero lo busque luego cuándo llegue a casa, que nos sobrevolaban casi rozándonos, qué pasada! Y vuelta para abajo.



Fue una excursión un poco express, pero qué nos supo muy bien. El embalse de Arguis tiene una gran cantidad de senderos para recorrer andando, en bici  o corriendo y lo tenemos bien cerca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario