domingo, 6 de julio de 2014

Estrenando mi cinturón de hidratación

El estreno podemos resumirlo como un desastre.

En el viaje a Andorra aproveche y me compré algunas cosas como un cinturón de hidratación aún sabiendo que no lo iba a emplear mucho.

Hoy tenía tiempo para hacer una tirada larga de unos 80' (eso es para mí una tirada larga...)y estaba motivada para probar que tal con el cinturón. En cuanto empece a correr eso me molestaba de manera increíble, encima no paraba de moverse, estuve probando varias maneras para posicionar la botella, a un lado, detrás, delante... cuando mi paciencia empezó a perderse pensé hasta en ponérmelo cruzado tipo bandolera, pero eso aún era peor...

Estuve pensando en volverme a casa, dejarlo y salir otra vez a correr, pero soy cabezona, así que dije venga aunque vayas a paso tortuga hay que probar... cuando parecía que nos estábamos empezando a entender, los cascos se me caen (el otro día se me rompieron los cascos güenos que tenía y como no me ha dado tiempo de comprar otros, rebusque por casa y me puse unos de esos cutres), me los intento acoplar para que no se me enreden con el cinturón ni se me salgan, al poco la coleta se me suelta y tengo que parar de nuevo... un desastre lo mires como lo mires...

Por supuesto no logreé correr los 80' y me quedé en 68' y después de parar cuatro veces, ir a paso tortuga aún hice 9:70 km, así que imaginaros el paso al que fui y las paradas que hice... presagio que no vamos a ser compañeros inseparables el cinturón y yo....






No hay comentarios:

Publicar un comentario