viernes, 6 de diciembre de 2013

Congosto de Mont-Rebei

Con la excusa de hacer la  pasarela de Montfalcó (congosto de Mont-Rebei) organizamos una escapada junto con Luis y toda su familia a la zona del Montsec y ya de paso nos harán de anfitriones  Divina, Eze y Mireia.

El vienes hicimos una calÇotada al aire libre, nos pusimos las botas, yo no los había probado y estaban bien buenos con la salsa romescu. Eso sí, te pones bien guarro, aunque a mi me dijeron que no los comía bien porque no llevaba las manos demasiado sucias…y entre calcos, cervezas y unas risas se paso el día.

El sábado partimos todos a las 9:30 al aparcamiento de donde parte la excursión que te lleva hasta el refugio de Montfalco, la idea era hacer la ida y vuelta. Partimos cuando todavía hay algún trozo todavía helado en las zonas sombrías. La excursión transcurre por todo el congosto de Montrebei, la verdad que muy bonita, destaca el color verde azulado del río y las formaciones rocosas que lo envuelven. También se pueden observar fósiles pero yo me los perdí…




El camino está excavado en la roca y en algunas zonas está dotado de siergas para agarrarse, pero el camino es bastante amplio, se pasan dos puentes colgantes, algunas cuestecillas y se llega a la zona más característica de la excursión o más turística que son las escaleras en la pared que salvan un desnivel de 30 y 50 metros respectivamente . En este punto nuestra excursión se vio truncada… nos encontramos con unos chicos que también llevaban un perro y nos dijeron que su perro no quería bajar por esas escaleras, yo de todas maneras probé, pero tampoco… luego probé atándolo y nada, son muy empinadas y les debe dar impresión a los pobres, además hay bastante hueco a los lados y a Joyu incluso se le fue por un lado la pata. La opción de cogerlo en brazos imposible porque había un buen trozo con este tipo de escaleras,  así que nos despedimos del resto del grupo y nos dimos la vuelta. Me fastidió la verdad… pero tampoco quería que Joyu lo pasará mal, habíamos ido allí a disfrutar, así que bueno media vuelta… aunque seguro que  sino lo hubieran acondicionado los animales podrían hacer esa excursión o el camino natural de verdad estuviera  indicado habríamos podido llegar a Montfalcó…



Cuando llegamos al parking, cogimos la furgoneta y nos dirigimos al refugio de Montfalcó pero por la carretera claro, son unos 30 km pero cuesta casi  una hora y allí nos estaban esperando el resto del grupo que ya habían comido y todo y nosotros muertos de hambre, así que tuvieron que esperar a que cogiéramos fuerzas para hacer un par de visitillas que hay alrededor del refugio.

Son la ermita de Santa Quiteria y San Bonifacio, del siglo XI en cuya reconstrucción le añadieron unos metales para que desde la lejanía cuando le da el sol se vea la figura de un águila y la cueva de los higos. Las vistas desde la ermita son bien bonitas, además se ve también todo el desfiladero del congosto. Estas dos visitas no tienen más de 10-15 minutos desde el refugio, así que al menos la ermita la recomiendo. Y ya si tienes más tiempo, bajando esta el embalse de Canelles.

Y después de esto toca recogerse que aquí en cuanto desaparece el sol se pone a helar, así que ahora ya quedan las duchas y la cenica todos juntos.

El domingo, Eze se anima a llevarnos a correr por montaña a Luis y a mi, yo de primeras  pensaba acompañarles al principio y ya luego ir a mi marcha con Joyu, que acompañante llevaba, sin agobios porque ellos me están esperando o porque van muy deprisa y yo me ahogo si intento ir a su ritmo, sino disfrutar de correr por esos paisajes, que perderme no me iba a perder. Pero bueno al final corrí todo el rato con ellos, a Eze le debía parecer que íbamos pisando huevos, jejejejej Así que muchas gracias por adaptarte a todos.


Mu buen fin de semana, en una zona muy  tranquila y que yo por lo menos no conocía de nada, la compañía por supuesto genial, ahora les toca a ellos hacer la visita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario