lunes, 2 de diciembre de 2013

A la rica nieve

Una serie de infortunios que no voy a relatar aquí hicieron que el sábado fuera bastante desastroso y acabáramos medio congelados, así que no teníamos muchas esperanzas en el domingo.

Que por cierto tampoco es que hiciéramos gran cosa, fue una domingueada, jejejeje pero al menos pudimos patear por la nieve, Joyu corrió como un loco y los paisajes están preciosos, nieve por todas partes. Ya tenía yo ganas de pisar nieve y ver las montañas cubiertas, así que no me puedo quejar.



Como el sábado estuvo nevando, el domingo estaba todo recién nevado, nieve polvo, daba gusto verla, pero claro tampoco había huella, así que andar dos cientos metros de desnivel era como algo cansado por no contar que pegaba una ventisca maja, así que hicimos lo que había que hacer: disfrutar de un bonito domingo en el pirineo paseando y respirando aire bien fresco.



El día aún nos dio para dar una vuelta por el “hand second” de Villanua y tomar unas tapas en Jaca (que casi era ya merienda).


Aunque el finde comenzó un poco del revés, al menos terminó con muy buen sabor de boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario