lunes, 26 de agosto de 2013

Por los pirineos en familia

Ya es tradición que un fin de semana en verano nos vayamos toda la familia como en antaño de excursión, lo hacemos en otras ocasiones también, pero ese fin de semana de agosto es como ya “fiesta reconocida familiarmente”

Este año tuvimos la suerte de que coincidió con un fin de semana que amenazaba lluvias pero que se quedo en nublado con lo cual fue perfecto para poder hacer excursiones.

Salimos con la furgoneta con el cartel de lleno, nuestro primer destino: Garganta de Escuaín. Primero ruta por los miradores y luego bajada a la garganta del río Yaga donde se notaron a quién se le daban mejor las bajadas y a quién las subidas le costaban un dolor, es decir el grupo se desperdigo, jejejejje

Escuaín



Río Yaga


 A la tarde marchamos a cañón de Añisclo que a diferencia de Escuaín había un montón de gente.  Se nos hizó casi de noche, así que el día fue más que aprovechado. Dormimos en un sitio que os recomiendo porque son muy agradables, trato familiar, dejan ir con perro aunque sea grande (lo cuál se agradece), las habitaciones están muy bien y unos desayunos geniales! Se llama Casa Ruben en Hospital de Tella.

Al día siguiente propuse ruta cultural o volver a andar, y salió andar, así que luego no se quejen de que acaban cansados… y nos fuimos a Pineta, a los llanos de La Larri. Bonita excursión para disfrutar en familia.



El área de acampada lo han convertido en aparcamiento y te cobran por aparcar, creo que eran dos euros, eso sí, allí plantamos la mesa, las sillas e hicimos nuestro picnic, no hubiéramos encontrado mejor sitio para comer y disfrutar de la tertulia.

Y ya para terminar de aprovechar hicimos parada en Ainsa, no se ya ni cuántas veces la enseño y nunca me canso…



Y se acabo… eso sí, me han dicho que al año que viene reduzca las excursiones que nos hacemos mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario