domingo, 11 de noviembre de 2012

Lombok: Kuta

Ponemos rumbo a Lombok desde las Islas Meno, salimos en una barca que parece el barco pirata de las Ferias, como se iba de un lado a otro que parecía que íbamos a volcar... enfrente tenía una chica que se puso blanca como un folio, ke viaje debió pasar la pobre. Eso si, los autóctonos estaban como si nada, incluso madres con los bebes, lo que hace la costumbre. Llegados a la orilla, alli nos dejan, yo creía que habría una estación de autobuses o algo, solo gente ofreciéndote taxi, buses... al final logramos adivinar dónde estaba la "estación de autobuses" había que andar un poco pero andando se iba perfectamente. Nosotros nos dirigíamos a la zona del volcán Gunnung Baru. Pero menos mal que hablando con los que estaban en la estación, nos enteramos que el aeropuerto no estaba donde nosotros creíamos sino al sur de todo Lombok, con lo cual en un momento tuvimos que cambiar drásticamente nuestro plan ya que si nos quedábamos en el norte no sabíamos si nos daría tiempo de hacer algo y luego bajar hasta abajo dentro de cuatro días a coger el avión hacía Jakarta, así que pusimos rumbo a Kuta.

Nos montamos en un minibus con más gente, cada uno íbamos a un sitio pero ya sabéis aquí te van parando, cambias de bus o de transporte y al final acabas donde querías llegar. Conforme me pongo a leer sobre Kuta se me van las ganas de estar allí  leo que es un lugar de surfistas, playa.. y encima allí vamos a estar cuatro días al menos... La verdad que no nos motivaba nada, pero ya estábamos en el bus y tampoco habíamos tenido mucho tiempo de pensar.
Kuta un pueblo de pescadores

Playa en el pueblo


Llegamos y empezamos bien... en los homestay no regatean nada... pero nada de nada encima que creo que fueron los lugares más caros de lo que encontramos en Indonesia, al final conseguimos una habitación muy amplia con desayuno incluido por 120,000 rupias, lo cual creo que para la zona que era no estaba nada mal.

El mercado del pueblo


Una vez conseguido un sitio dónde dormir, tuvimos ya una buena impresión del lugar en contra de nuestros miedos, se respiraba tranquilidad, lugares para comer con todo su encanto natural, se respiraba la vida tranquila de un pueblo pescador, nos dio muy buenas sensaciones y no nos defraudo en todos los sitios que allí estuvimos.
En esta playa se surfeaba


Aprovechamos para hacer un par de rutas, una de ellas atravesaba todas las calas y playas pasando por poblaciones rodeadas de vegetación, otra de ellas nos animamos a subir por las montañas que había cerca del pueblo, las vistas muy bonitas pero madre qué calor!!!!!!! Otro día también alquilamos una moto para conocer todos los alrededores.

A nosotros nos gusto mucho esta zona y sus gentes, muy agradables y simpáticas, también creo nos gusto tanto al ir fuera de temporada, eran finales de octubre y claro no había ni surferos, ni turistas, quizás si hubiéramos ido en agosto no nos hubiera gustado nada. Cómo pueden variar tus impresiones de un sitio dependiendo de cuando vas...


Y esto se acaba.... después de casi un mes por Indonesia, llega el momento de regresar... nos quedamos con todo lo bueno aquí vivido y sobretodo con sus gentes y su hospitalidad, que envidia de gente, siempre una sonrisa en la cara. ¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario