lunes, 24 de octubre de 2011

Bernatuara, ese imposible

¿Dónde quedo disfrutar del viaje? saborear esas carretereas mágicas en otoño, distinguiendo los diferentes matices de colores que nos ofrece la naturaleza? No es sólo llegar, el viaje forma parte de la experiencia y parece que eso nadie lo recuerda. Y digo esto porque cada fin de semana que salgo a la carretera me encuentro a gente estresada, coches a toda pastilla, adelantamientos suicidas como si en ello les fuera la vida y por mucho que lo pienso, no encuentro la respuesta a porqué hacen eso.

Nos fuimos a Bujaruelo, la idea era por fin lograr subir al Pico Bernatuara pasando por el ibon, pero está claro que esta exkursión esta gafada.

Los colores del otoño tan bonitos como siempre, aunque este año noto que no tienen la fuerza de otros años, el otoño siempre será bonito pero le falta garra. Comenzamos muy bien nuestra exkursión, aunque las previsiones del tiempo ya decían que seguramente iba a llover y cuando llegamos a 1915 metros (es que me han regalado un altimetro, ejejje) empezo a caernos agua nieve, asi que con un cielo negro, negro, decidimos bajarnos.



Y fin de la excursión, que no por corta no ha estado bien, todo un fin de semana en Bujaruelo cargándonos de tranquilidad y buenos alimentos que no es poko.


No hay comentarios:

Publicar un comentario