lunes, 10 de noviembre de 2008

Valle de Lescun (7-9 noviembre 2008)

Por fin nos decidimos en ir al Valle de Lescun que no conociamos y del que se hablaban maravillas, aunque yo he de reconocer que hasta que no me puse a mirar cosas de la zona no sabía que era tan conocido... asi que salimos el viernes por la tarde sin tener muy claro donde ibamos a dormir pero pensando en hacer Petrexema el sábado desde Ansabere, asi que intentamos llegar lo más cerca posible con la furgoneta y encontramos un sitio que no estaba nada mal.

 

Al día siguiente nos levantamos por la mañanita y conforme nos acercamos al Pont Lamary se pone a llover, uy, uyyyyyyy a ver si no vamos a poder hacer na..... bueno parece ke deja de llover y nos lanzamos a andar hacia las cabañas de Ansabere, ya que desde alli se continúa por el collado para llegar a Petrexema. La subida es superbonita, el camino está todavía otoñal, las hojas por el suelo, el intenso verde del musgo, los caballos por el camino y de pronto a lo lejos se ven ya aunque tapadas por las nubes las Agujas de Ansabere (delicia de los escaladores y alguno ya esta soñando con ir en cuanto haga buen tiempo, verdad?, el resto de los mortales nos conformamos con verlas). El camino es muy agradable y bonito porque todavia se ve todo el musgo verde por las rocas y los árboles y a la vez esta el suelo nevado, un contraste de colores muy bonito. Llegamos a las cabañas de Ansabere (yo creo que en una hora o un poko mas estabamos alli) y aqui hay que empezar a hacer huella. La nieve esta fatal, recien caida, hay entre medio metro y un metro de nieve húmeda, que te cala, te hundes, keda mucho todavía hasta el collado y de alli luego a la cima de Petrexema, si ke decidimos ke no merece la pena pegarse semejante pateada y que dentro de un mes seguro que las condiciones son mejores. Media vuelta y picoteo en las cabañas de Ansabere que realmente están genial para dormir, y con unas vistas increibles, tomo nota para volver Guiño

 

A la tarde visita por el pueblo de Lascun, contacto con el bar del pueblo y sus vinos... intentando decidir que hariamos al día siguiente viendo el estado de la nieve ke no permite demasiado, decidir decidir no decidimos mucho, pero nos fuimos bien a gusto del bar de Matilde, ke yo creo ya nos estaba cogiendo kariño ejejejejej. En fin que hay que buscar un sitio donde dormir y hacernos algo calentito para cenar y nos vamos hacía Lhers.

 

Suena el despertador, alguno se hace el perezoso pero se levanta al final, hace un pelin de viento fuera, ke pereza da andar, pero para algo somos andarines de sol a  sol, no?, ale pues a andar y decidimos ir hacía el coll de barranc y la base del pene  d´Udapet (donde también hay unas paredes para agerridos escaladores aunke menuda aproximación tienen ke chuparse). Nos ponemos a andar por donde están las marcas de GR 10 que es lo que marcan todos los carteles, pero eso es una pechugada que no veas, más que andar ibas arrastrándote por el suelo, agarrandote a las hierbas, kitandonte las que te intentaban atrapar, la canción de Kabeza Bolo un reptil gusano iba ke ni pintada, vamos que yo dije como sea asi todo el camino me doy media vuelta, pero kise dar un voto de confianza, también ayudo el ver alguna marca de GR en un árbol... Pensativo  Toda la mañana nos pegamos buscando el dichoso camino que no aparecía por ninguna parte, marcas que te llevaban para sitios contrarios, momentos en que desaparecía cualquier marca... andar campo a traves, cuando ya casi dabamos por perdido encontrar el collado decidimos dar una última oportunidad y asomarnos en un lugar donde se podía intuir el collado y TACHINNNNNNNNNNN, alli estabaaaaaaaaaaaaaa, ke bonitooooooooooo, las paredes del Pene d´Udapet, el Pene d´Udapet, el midi al fondo, al menos ha merecido la pena esta andada por ver semjantes vistas! Menos mal que llegamos al collado porke sino yo kreo ke nos vamos frustrados, para celebrarlo medio siestecilla coun un buen trago de vino y un almuerzo en semejante paisaje, ¿ke mas se puede pedir?

 

A la bajada decidimos ir por otro lado para ver si encontrabamos el sendero que tenía ke haber, y bualaaaa, resulta ke bajamos por todo un sendero bien marcado y señalizado que nada tenía ke ver con la exkursión que habiamos echo de subida. El sendero en realidad se coge en otro sitio que no esta señalizado, asi ke sino te lo sabes dudo que subas por el camino bueno.

 

Aunque no pudieramos hacer las exkursiones planeadas por las circunstancias, merecio la pena conocer toda esa zona a la ke volvere seguro y ver esos paisajes, ke a veces no hace falta ke sea una gran exkursión para disfrutar de las montañicas y de su entorno. Y como colofón a la vuelta un atardecer rojo precioso ke acariciaba todas las montañas y mi kabezita ya pensando en el próximo encuentro con ellas Risa

No hay comentarios:

Publicar un comentario